El viejo piano

Esperando en un vetusto salón cubierto de un manto gris de polvo y finas telas de araña solo suenan notas enlutadas recordando tiempos mejores.

Los rayos de sol te sacan de tu letargo, me acerco y mis manos temerosas se deslizan por tus teclas, esta tarde las notas son un tesoro que regresan del pasado quizás por última vez.

 

Texto inspirado de “Por los bosques del Silencio” de Ingrid Zetterberg