Antes de realizar una fotografía reflexiono sobre lo que me interesa mostrar, esto me permite activar vivencias, inquietudes…
Pensamientos que de nuevo afloran en mi mente y que me ayudan a construir este nuevo proceso artístico.
Quiero, simbolizar la inspiración como un impulso y salir de la realidad, convertir esos momentos en algo casi mágico.
Tengo la necesidad de expresar, plasmar mi propia visión del mundo, mi verdad.